"El hábitat natural para tu mente enferma"


La cara B The Replacements photographed in NYC on December 16, 1988.

Publicado en abril 3rd, 2016 | por Marcos Gendre

0

1984 y la Royal Rumble del rock underground (II)

Desde estepas vecinas, 1984 también año fue en el que los Replacements alcanzaron su mayoría de edad como grupo. La razón: Let It Be[1].

Siendo bandas tan divergente, Hüsker Dü y The Replacements establecieron una conexión uterina, nacida de línea transversal de similitudes y contradicciones.

Pau Cundins: “Sinceramente creo que fueron en sentido inverso: una explosiona y la otra implosiona. Las veo como el expresionismo frente al impresionismo, como anfetaminas frente una botella de bourbon y tal vez por todo ello menos mundanos y accesibles unos que los otros. ¡Adivina cuál es cuál!”.

“Ambas bandas cabalgaron y domaron orgullosas la tradición de la música rock para poder avanzar en parajes intransitados, pero más próximos de sus respectivos zénits creativos veo a los Hüskers bastante más expansivos -hasta su propia auto-inmolación-, mientras que los Replacements al final griparon ahogándose en su propio vómito”[2].

Lo cierto es que los Replacements siempre llegaban un poco más tarde adonde lo hacían Hüsker Dü. Cuando los Hüskers fichaban por un sello, los Replacements lo hacía un poco después. Cuando los Hüskers tocaban en una ciudad, los Replacements lo hacía unos días después. Es como si los Replacements fueran la sombra retardada de Mould y los suyos.

Royal Rumble 10

Bob Mould en pleno éxtasis.

Bob Mould: “Había competencia, pero era una competencia amistosa. Todas las bandas se empujaban unas a otras para ser mejores, para salir más seguido de gira, para marcar una diferencia”[3].

Sin embargo, entre Hüskers y Replacements no había el grado de confraternización existente que había entre ellos y Minutemen. Quizá también porque Hüskers y Replacements representaban caras antitéticas de una misma moneda. Mientras Hüskers es una banda ligada completamente a la necesidad de describir un marco renovado de acción desde la independencia musical, los Replacements eran como una versión bastarda de los tópicos más frecuentados del mundo del rock.

Bob Mould: “Los Replacements eran una banda de rock en el sentido clásico. En retrospectiva, una diferencia clave entre las dos bandas emerge de forma muy clara: los Replacements no comenzaron un sello para ayudar a sus bandas amigas. Ellos no devolvían los favores de la forma en que Hüsker Dü los devolvía”[4].

Lou Giordiano: “Seamos realistas, para estar en una banda de rock tienes que tener algún tipo de ego. Y es cierto, yo no sabía qué esperar, así que entré con la mente abierta. A los pocos años de trabajar en el estudio, alcancé las habilidades para comunicarme bien con los músicos en busca de un sonido. Y me encontré con los Huskers: las estrellas más anti-rock que te puedas imaginar”[5].

Royal Rumble 3

Swans, denominación de origen 84. Aterradores.

Bob Mould: “The Replacements están en Twin Records. Twin Records es un sello independiente importante que se esfuerza en  actuar como un sello importante. Se preocupan realmente por el desarrollo de los artistas y todo este tipo de cosas… las listas de prensa masivas. Llevan una sobrecarga increíble. Se sientan allí y simplemente llaman a las cadenas de radio para asegurarse de que pinchan sus discos. Están en las estaciones de radio, en la prensa, hacen llamadas, todo eso. Eso es como una especie de dinero que nunca veremos. Se trata más de diferencias estéticas que de diferencias personales. No tengo nada en contra de ellos; es sólo esa forma de hacer las cosas de la que yo nunca quiero formar parte. The Replacements son, específicamente, una buena banda, son una gran banda de rock ‘n’ roll. Vamos a decirlo así: ellos tienen un montón de cosas a su favor que nosotros no tenemos. De la misma manera, nosotros tenemos un montón de cosas que ellos nunca tendrán”[6].

Bob Mould: “‘First Of The Last Calls’ fue un saludo a the Replacements. Está basada de forma libre  en su canción ‘Kids Don’t Follow’”[7].

Replacements INfo Grant Hart told me how once the punk scene started clo sing ranks, groups like Hüsker Dü went the other direction: growing their hair out, playing barefoot, doing Byrds covers, that kind of thing.

Paul Westerberg: “Tuvimos nuestra parte abriendo para los Circle Jerks, Black Flag o 7 Seconds. Fueron buenos tiempos, muy divertidos. Algunos de ellos eran cool. The Effigies fueron una de las bandas que se dieron cuenta de lo que eran, pero nosotros éramos frescos por el hecho de que éramos forasteros dentro de una especie de elemento externo. Había chicos que sabían lo que estaban haciendo, y había chicos que sólo querían ser parte de la escena”[8].

Bob Mould: “Me pregunto si somos mejores que los Replacements. Estábamos tocando conciertos con REM; y yo estaba pensando: ‘¿Qué será lo siguiente?’. Comencé a preguntarme si éramos mejores que U2. Me preguntaba si éramos la mejor banda del mundo. Claro, yo era un engreído entonces, pero durante años supe que éramos buenos”[9].

Dentro del mismo Minneapolis, Mould se había dejado llevar por un sentimiento hacia el paradigma de banda de segunda división de aquella época: Soul Asylum. De hecho, a diferencia de Replacements, Soul Asylum no eran vistos como una amenaza. Hasta Bob Mould produjo sus primeros discos.

Royal Rumble 7

Los Replacements en pleno subidón alkalino.

Bob Mould: “Yo los subestimé completamente. Yo diría que ellos eran mi banda favorita. Habían pegado muy bien sus cosas. Pat Morley es realmente organizado. Pat lo unió todo. El resto de los chicos están haciendo lo suyo también. Tienen un montón de alma. Dave Pirner tiene mucha alma, y Pat es un gran batería. Tampoco son la mejor banda técnica, pero tienen más alma que cualquier otra persona de la ciudad”[10].

 Mientras Minneapolis vivía un año inolvidable, gracias a Hüskers y Replacements, en aquellas mismas fechas, surgía el terremoto Prince, que literalmente arrasó con todo. Si bien, Hüskers y Prince jugaban en diferentes ligas musicales, no lo es menos que la coincidencia fue un tapón hacia el reconocimiento de Minneapolis como una de las escenas underground más nutritivas del momento. Desde el mismo momento que se publicó Purple Rain (Warner Bros, 1984) –el disco más vendido de aquel año-, el “sonido Minneapolis” quedó polarizado por una rama musical bien diferente a las plantillas de Hüskers, Replacements y compañía.

Keller: “Captamos mucha atención de los medios. Recuerdo que estaba en “The Today Show” hablando sobre la escena. ‘El sonido de Minneapolis’ había sido lanzado hacia todas partes como un cliché universal. Eso derivó más en todo el asunto del R & B, comenzando con ‘Funkytown’ y extendiéndose a Prince and the Time”[11].

Ed Ackerson: “La gente hablaba de Prince y Purple Rain. Pero en, exactamente, el mismo period, Hüsker Dü hicieron música que dejó un profundo impacto en todo el mundo. Sin ellos, nunca jamás hubieran existido Jesus And Mary Chain, Yo La Tengo,a My Bloody Valentine, Dinosaur Jr, Pixies o Nirvana”[12].

Kevin Cole: “El éxito de Prince casi arrasa con la Primera Avenida. Cuando la gente vio “Purple Rain”, durante  los dos años siguientes, teníamos a gente bajando, vistiendo gabardinas púrpura con tachuelas” [13].

 


[1] La obra que hace de intermedio entre sus comienzos hardcore y su posterior transformación en una banda de fabuloso rock fibroso con tendencias más pop y folk – enormes Tim (Sire, 1985), y Pleased to Meet Me (Sire, 1987) -, Let It Be también es la constatación de un imaginario cruce entre los efluvios rockeros de Bruce Springsteen y el punk de pura cepa: ‘Favourite Thing’ y ‘Black Diamond’.

Uno de los grandes discos de los 80, los Replacementes hicieron de esta obra una colección que suena más a grandes éxítos que a LP al uso: la ramoniana ‘Tommy Gets His Tonsils Out’; el punk anfetamínico de ‘Seen Your Video’; El hardcore-punk de derribo en ‘We’re Coming Out’; el paradigma de lo que es un himno del rock, mediante la super-springsteeniana ‘Unsatisfied’, el punk-rock de carretera en “Gary’s Got A Boner’, la huella del Tom Verlaine más templado en ‘Sixteen Blue’ y la muy Hüsker Dü ‘Answering Machine’. No hay desperdicio en esta media hora de música palpitante que, más que nunca, acercó el punk más nervudo hacia los terrenos del rock más carnal. Sin embargo, su influencia pocas veces fue constatada por bandas de filias punk. Más bien, lo suyo tuvo mucho que ver con la mezcla de punk y hard-rock que caracterizó a bandas como los Guns n’ Roses más aprovechables, y más en concreto, los de su primer álbum, Appetite For Destruction (Geffen, 1987). Cosas del destino, La famosa banda californiana se llevó toda la gloria tan merecida por los Replacements, apropiándose también de su imagen y hasta de su bajista Tommy Stinson, el cual entró en los Guns N’ Roses en 1998. Una de esas grandes injusticias en el mundo del rock, por suerte, el legado de los Replacements brilla tanto que obras como este Let It Be siempre mantendrán viva su leyenda.

[2] Entrevista del autor a Pau Cundins en 2015.

[3] Delucchi, Santiago: “Entrevista a Bob Mould”, LosinRocks, 03/10/2013. Traducción del autor. Fuente: http://www.losinrocks.com/musica/entrevista-a-bob-mould#.VkIuir_-MbY

[4] Bob Mould y Michael Azerrad: See a Little light. The trail of rage and melody, Little, Brown & Company, Boston, 2011, página 110. Traducción del autor.

[5] Earles, Andrew: Hüsker Dü. The story of the noise-pop pioners who launched the modern rock, Voyageur, Minneapolis, 2010, página 128. Traducción del autor.

[6] Pages of Rage: “Hüsker Dü”, 21/01/1984. Traducción del autor.

[7] Bob Mould y Michael Azerrad: See a Little light. The trail of rage and melody, Little, Brown & Company, Boston, 2011, página 80. Traducción del autor.

[8] Klein, Joshua: “Paul Westerberg: “I know in my heart, in my gut, that we were the real deal”, Pitchfork, 19/05/2008. Traducción del autor.

Fuente: http://pitchfork.com/features/interviews/6853-paul-westerberg/

[9] Bob Mould y Michael Azerrad: See a Little light. The trail of rage and melody, Little, Brown & Company, Boston, 2011, página 101. Traducción del autor.

[10] Davis, Peter: “Hüsker Dü, 1984 interview”, Your Flesh, 01/02/1985. Traducción del autor.

[11] Jud Cost, Andrew Earles, Matthew Fritch, Matt Hickey, Steve Klinge, Eric T. Miller, David Olson, Hobart Rowland, Matt Ryan and Jonathan Valania: “A tale of twin cities, Hüsker Dü, The Replacements and the rise and fall of the 80s Minneapolis scene”, Magnet Magazine, 2014. Traducción del autor.

[12] Jud Cost, Andrew Earles, Matthew Fritch, Matt Hickey, Steve Klinge, Eric T. Miller, David Olson, Hobart Rowland, Matt Ryan and Jonathan Valania: “A tale of twin cities, Hüsker Dü, The Replacements and the rise and fall of the 80s Minneapolis scene”, Magnet Magazine, 2014. Traducción del autor.

[13] Jud Cost, Andrew Earles, Matthew Fritch, Matt Hickey, Steve Klinge, Eric T. Miller, David Olson, Hobart Rowland, Matt Ryan and Jonathan Valania: “A tale of twin cities, Hüsker Dü, The Replacements and the rise and fall of the 80s Minneapolis scene”, Magnet Magazine, 2014. Traducción del autor.

Tags: , , ,


Sobre el Autor



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Subir ↑