"El hábitat natural para tu mente enferma"


¿Por qué lo llaman tonti pop? foto Cristina Lliso

Publicado en octubre 24th, 2013 | por Marcos Gendre

0

A propósito de Vainica Doble: Cristina Lliso

 

 

foto Cristina LlisoEstrenamos una serie de entrevistas realizadas a varios músicos, de los ’80 en adelante, con el fin de demostrar las infinitas ramificaciones que parten desde la que, para un servidor, es la banda española más grande de todos los tiempos: Vainica Doble.

Con este propósito, arrancamos por medio de otra de esas artistas a reivindicar un poquito más: Cristina Lliso, cantante de los extintos, y fascinantes, Esclarecidos. Ahí va, pues.

Uno de las características más significativas de Vainica Doble eran las evocadoras voces de Carmen y Gloria. Tú, como solista, ¿qué es lo que más admiras  de su forma de cantar? Lo que más me llamó siempre la atención en las voces de Vainica Doble, fue lo que decían y cómo lo decían. Esa mezcla de dulzura y timbre un poco ronco; su naturalidad;  la forma de frasear; y por supuesto,  la magnífica compenetración entre las dos voces.

Vainica Doble tocaron casi todos los palos musicales, pero cuando se ponían más clásicas,  espartanas y con la voz en primer plano es cuando más sobrecogían. Canciones como “El niño inseminado”, “Canción del eslabón perdido” o “Chaparrón de abril” son una muestra de esta faceta. De esta misma manera, dentro de tu trayectoria musical se puede hacer un paralelismo con esta afirmación a través de tu disco en solitario, “Si Alguna Vez” (2012),  y canciones de Esclarecidos como “Por amor al comercio” y “Un agujero en el cielo” ¿Piensas lo mismo? ¿Te sientes más cómoda al cantar cuando la parte instrumental es más básica? Creo que lo que me hace sentir más cómoda es poder cantar en un tono un poco más grave, sin forzar la voz.

Si la instrumentación es más potente y ocupa sonoramente un gran espacio, yo tengo que  forzar y  eso me impide expresarme de una forma digamos más “íntima”, con más “intención”.

En “Taquicardia”, Vainica Doble impregnan parte de su sonido con un baño de jazz aterciopelado y sugerente: “Tu mirada”, “Mi alumno” son canciones muy representativas de esta faceta. En relación a esto, creo que la manera de afrontar las canciones, oxigenando las palabras, es uno de los perfiles más sugerentes de la música de Esclarecidos: “¿Por qué?”, “Una sorpresa”, “En plan velas” ¿De qué artistas os venía este gusto por el jazz? ¿Fue “Taquicardia” una inspiración? Como bien sabes, Esclarecidos era un grupo en el que todos componíamos y opinábamos a partes iguales. El Jazz ha sido uno de nuestros géneros musicales favoritos de siempre y Miles Davis, en especial. Pero cada uno escuchaba y escucha todo tipo de Jazz en su casa, desde el free más enloquecido al más clásico.

No lo creerás, pero a pesar de gustarnos mucho Vainica Doble, hay algunas canciones que no conocía o que recuerdo de forma muy vaga; entre ellas,  las de Taquicardia.

foto esclarecidosEs curioso como de una especie como el ave, casi siempre usado como símbolo de evasión o libertad, sin embargo, en la temática de Vainica Doble tenía connotaciones bastante negativas debido a temas como “Pajaro de mal agüero”, “Pájaro Pathwo” o “La cotorra”.  Dentro de vuestro repertorio también tenéis canciones como “Tucán”, “Avestruz” y “Los buitres” que, precisamente, no representan a los seres alados que más inviten a soñar. En este sentido ¿Hay alguna relación con Vainica Doble? ¿Por qué esta querencia por este animal? Tucán era una letra de Javier Corcovado y es un pájaro tropical al que se atribuyen poderes mágicos, con un inmenso pico en el que podrían caber cientos de secretos. De todas las letras que me pasó Javier en aquel momento, Tucán era la más “suave”.

En  este caso, como en Los Buitres o en Avestruz,  nosotros utilizamos la imagen de estas aves para reforzar el sentido de lo que se está diciendo, de la forma más gráfica y sencilla posible.

Creo que son imágenes muy fáciles de asociar a determinados comportamientos, porque forman parte del “saber popular”, de los dichos populares. El Buitre es un depredador y suele acechar a su presa en compañía; el avestruz esconde la cabeza para dormir a pesar de seguir con los ojos abiertos, como si quisiera poner un telón entre el mundo y ella.

Me parece que Vainica Doble utilizaban ese tipo de imágenes de la misma forma.

 Para poder editar vuestros discos, fundasteis junto a Décima Victima el sello discográfico GASA  ¿Fue ésta la razón principal para crearlo?

Fue la razón principal, pero no la única.

Como sabes, todos estudiábamos o ya estábamos trabajando en diferentes cosas, al margen de la música.

Nos daba una pereza espantosa andar con la maqueta debajo del brazo, de compañía en compañía, para acabar fichando por el que más se interesara por nosotros. A riesgo de no interesar a nadie o de perder nuestra preciadísima libertad en grandes compromisos, plazos, obligaciones, etc.,  que a lo mejor no íbamos a poder cumplir o no nos iban a interesar.

Al mismo tiempo, publicáis los primeros trabajos de gente tan importante como Los Coyotes, Derribos Arias, Os Resentidos y La Dama se Esconde. Propuestas musicales de todos los colores ¿Por qué os interesaron estas bandas?

Creo que en cierto modo, compartían con nosotros esa especie de independencia musical y una cierta rebeldía hacia lo típicamente establecido en el panorama discográfico de entonces.

Además y por encima de todo, nos gustaba la música que hacían.

 Sabiendo los continuos problemas que tenían ellas con las casas discográficas, igualmente  ¿Las hubierais fichado por GASA?

Probablemente sí, si se hubiera dado el caso.

Esclarecidos nunca cuadraron en ninguna de las dos facciones principales de “La Movida”: los babosos” y “los guays”.  Más coloristas,  con un libro de estilo más extenso que la gran mayoría y una mente más abierta, estas son algunas de las claves para que Esclarecidos  durasen más tiempo que ninguna otra banda de aquella generación ¿Qué piensas al respecto? ¿Os sentíais como una isla en los años de “La Movida”? ¿Cuál consideráis que era vuestra principal paleta de influencias?

Es posible  que nuestro grupo durara algo más que otros, porque por encima de todo estábamos ahí por el placer de hacer música juntos. Si aquello funcionaba y vendíamos miles de copias mejor. Pero el factor económico era totalmente secundario.

Nosotros nos ganábamos la vida con nuestros trabajos. La música formaba parte de nuestras aficiones, de nuestro tiempo libre.

No considerábamos estar dentro ni fuera de La Movida. Nos relacionábamos con la mayoría de los grupos de entonces y nos llevábamos bien con la mayoría. Nos movíamos dentro de los mismos circuitos, locales de ensayo, salas de conciertos, lugares de copas, discotecas, salas de exposiciones, etc. La única diferencia con alguno de ellos, era que nuestro “modus vivendi” no dependía de la música.

Como te he comentado antes, escuchábamos de todo y cada uno tenía sus preferencias, pero no creo que hubiera un solo género musical que quedara fuera. Siempre tuvimos claro que esa especie de fusión de estilos y gustos, tenía que reflejarse en nuestras canciones.

foto carmen santonjaUno de los grandes valores de Esclarecidos siempre fueron las letras de Alfonso Pérez. Como Vainica doble, jugaba con la ambigüedad, le daba la vuelta a los significados y llenaba de magia los recovecos de la intimidad mediante versos visualmente sobrecogedores ¿Hasta dónde llegaba tu poder de decisión en las composiciones de Alfonso? ¿Ves puntos en común entre sus letras y las de Carmen Santonja?

Bien. Alfonso escribió muchas más letras para que yo cantara, de las que he cantado. Quiero decir con esto, que elegía las que más me gustaban o se adaptaban mejor a las melodías que estábamos componiendo.

En alguna ocasión cambiaba algunas palabras porque me era más fácil acabar con una “o” en lugar de una “i”.

En alguna otra, añadía o alargaba el texto “por exigencias de melodía”

Y en otras, y  tu como escritor entenderás muy bien lo que quiero decir, he de confesar que fraseaba de tal manera al cantar, que cambiaba el sentido del texto (como quien cambia una coma o un punto de sitio).

A pesar de gustarme mucho Vainica Doble, lo cierto es que gracias a ti, me he dado cuenta de que había escuchado poco de ellas.

He buscado en internet (porque no tenemos todos sus discos ni mucho menos) y he leído sus letras. Algunas no las recordaba y otras no las conocía. Me ha sorprendido encontrar bastantes puntos en común entre la forma de escribir de Carmen Santonja y la de Alfonso. Esa forma de resumir la idea en cuatro versos; esas similitudes con imágenes o dichos populares…………..

Lo más sorprendente de todo es que esas coincidencias se hayan dado de forma tan absolutamente casual, involuntaria o inconsciente.

Esclarecidos fue una banda que para mí tendió un puente entre “La Movida Madrileña” y la visión musical más detallista y elegante de los grupos encasillados dentro del “Donosti Sound” ¿Ves reflejada vuestra herencia en los discos de Le Mans o La Buena Vida? ¿Crees qué si hubierais empezado unos años más tarde hubierais tenido más éxito?

Si no recuerdo mal, La Buena Vida y Le Mans comenzaron su historia a primeros de los años noventa. Nosotros llevábamos algún año más que ellos, pero de alguna manera fuimos coetáneos; tanto, que creo compartimos escenario en alguna ocasión.

Nos gustaba su música, pero nunca hemos tenido la sensación de haber servido de inspiración o de ejemplo a nadie.

¿Si hubiéramos tenido más éxito de haber empezado unos años más tarde? Yo creo que no. Si algo se puede decir de nuestras canciones es que eran y siguen siendo “atemporales”.

 14 años desde tu último disco, la primera vez que compones las letras de tus canciones y una nueva jungla  musical dominada por internet y el “fast food” musical. Valiente retorno, también creo que “Si alguna vez”, consciente o inconscientemente, es tu disco más “vainiquero” ¿Se han colado Carmen y Gloria por tu cabeza a la hora de componerlo e interpretarlo?

¡¡Un disco Vainiquero!! ¡¡Hasta este momento nunca lo hubiera pensado!! Y no deja de ser un halago para mí.

La verdad es que nunca sabes qué ronda en tu inconsciente cuando escribes una canción, cuando haces música; pero imagino que todo lo que has escuchado, mirado, vivido a lo largo de los años queda guardado en alguna parte de tu cerebro y aparece reflejado tarde o temprano. ¡¡Y lo bonito es que aparezca de forma tan inconsciente, creo!!

 ¿Seguirás haciéndonos regalos como “Si alguna vez” en el futuro?

¡¡¡Ojala!!!

Tags: , , , ,


Sobre el Autor



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Subir ↑