"El hábitat natural para tu mente enferma"


Cine principal

Publicado en noviembre 20th, 2013 | por Rubén Sánchez

1

El Apóstol: Una producción sin suerte

PortadaLa película de Fernando Cortizo, El Apóstol (O Apóstolo, 2012), es una producción gallega con evidentísimas reminiscencias del cine stop-motion de Tim Burton, una técnica que no se había usado en ninguna película europea hasta la fecha. Sin duda, no es comparable al cine del norteamericano, entre otras cosas porque los medios son los que son, y no olvidemos que en gran parte esta película ha sido sufragada mediante pequeñas aportaciones de personas anónimas (en los créditos finales podéis ver la interminable lista de la gente que ha puesto su granito de arena), lo que me da algo de pena al no haberme enterado antes y haber aportado mi granito de arena para que esto se llevase adelante. Pero tanto esfuerzo colectivo e imaginativo no tuvo reciprocidad en lo que a distribución en salas de cine se refiere, siendo estrenada en únicamente 80 salas en todo el país pese a que venía de cosechar varios reconocimientos en festivales internacionales. La cosa no acabo ahí, sino que la distribución en formato doméstico también ha sido un calvario interminable para los responsables de la cinta, y no ha sido hasta el 1 de noviembre de este año 2013, un año largo después de su estreno, cuando se ha puesto a la venta su edición en DVD por medio de la web oapostolo.com . Para poner la guinda al pastel, en los premios Goya de 2012 fue nominada en la categoría de largometraje de animación, pero finalmente perdió frente a la infantiloide Tadeo Jones (2012) de Enrique Gato. Algo que sólo es comprensible si nos atenemos a las cifras de taquilla, porque en todos los demás aspectos El Apóstol es francamente superior. Pero, de ser así, ¿a qué esperan para darle el gustazo a Santiago Segura premiando alguno de sus Torrentes como mejor largometraje?

¿Qué nos podemos encontrar en El Apóstol? Sobre todo una producción hecha con un enorme cariño que hace confluir de manera muy acertada el cine clásico de terror con la mitología gallega. Para ello han sabido rodearse de notables actores gallegos como Celso Bugallo, Manuel Manquiña o Luis Tosar. De este último sólo puedo decir que lo poco que sale está a un nivel sublime, ojalá hubiese participado más, una verdadera pena. Pero además de actores gallegos también se ha contado con la colaboración del tristemente fallecido Paul Naschy, lo que nos da una idea del tiempo que ha llevado completar el film, ya que recordemos que Naschy falleció hace ahora casi cuatro años. En el elenco encontraremos además a Geraldine Chaplin, que también hace un buen papel, y Jorge Sanz, que está más que correcto. Intencionadamente para el final he dejado a otro actor gallego, Xosé Manuel Olveira “Pico”, porque su personaje de Don Cesáreo es, de lejos, el mejor de la película, una inenarrable amalgama entre el conde Orlock, que veíamos en Nosferatu (Nosferatu, Eine Symphonie Des Grauens, 1922) de F.W. Murnau , y el típico párroco gallego de pueblo, indescriptible.

02

Don Cesáreo con sus parroquianos.

Pero quizá el que realmente sea el “personaje” más destacado sea el propio pueblo donde transcurre la mayor parte de la trama. Una típica aldea gallega fácilmente reconocible por sus frías casas de piedra, su iglesia en el centro del pueblo y sus estrechos caminos. Un 10, un sobresaliente para la ambientación. Pero ojo, tanto la ambientación paisajística como la musical, porque las composiciones de Xavier Font y Arturo Vaquero son espectaculares, dando el toque justo de tensión y misterio sin renunciar en determinados momentos a sazonar con ligeros toques de exuberancia. Unas composiciones notables.

Como decía, su punto fuerte es la ambientación y la caracterización de sus personajes. Su trama y desarrollo de la misma tampoco es despreciable, pese a algunos altibajos y momentos demasiado vacíos que huelen a relleno, e incluso una canción que se usa como recurso narrativo para explicarnos el pasado de la aldea gallega, pero que a mí personalmente no me ha terminado de gustar. El balance de virtudes y defectos es muy favorable para El Apóstol, lo que hace que el sentimiento de trato injusto hacia esta película se acreciente. Ojalá que las ventas en DVD y Blu-ray le acompañen, porque el proyecto lo merece.

Tags: , , , , , , ,


Sobre el Autor



One Response to El Apóstol: Una producción sin suerte

  1. Pues tal como me lo pintas, está clarísimo. Si está el mítico Paul Naschy, ni me lo pienso dos veces; a poner ese granito de arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Subir ↑