"El hábitat natural para tu mente enferma"


Mundo Asperger 700336-japan-belgium-reuters

Publicado en julio 7th, 2018 | por Rubén Sánchez

0

Y el Mundial ya está aquí (XII)

Seguimos con nuestro particular repaso y, aunque ya se están jugando los cuartos, vamos a quedarnos en esta ocasión con los equipos eliminados en la ronda de octavos de final.

El primero en hacerlo fue Argentina, completando así un campeonato desastroso que deja unas heridas que van a tardar mucho en curarse. Lo primero es que se llevará por delante a varios jugadores empezando por Mascherano, que anunció su retirada aunque, si somos sinceros, ya la telegrafió durante todo el campeonato con unas actuaciones que han dejado mucho que desear. Poco, muy poco de Lionel Messi al igual que solo, muy solo se encontró durante todo el torneo, llegando al colmo en el partido contra Francia en el que jugó como delantero, pero en el que finalmente tendría que bajar casi constantemente a recibir. Messi parecía por momento un hombre jugando con niños, con jugadores que no eran capaces ya no de seguirle, sino de simplemente disimular y hacerle llegar el balón. Fallos grotescos como el de Caballero contra Croacia, que glosa perfectamente lo que fue Argentina en este mundial: un esperpento.

Sí, cierto que todo quedó en poco si lo comparamos con el bochornoso espectáculo que pudimos ver en el palco con Maradona, que el equipo luchó hasta el último minuto para lograr una clasificación agónica venciendo a Nigeria y que el resultado contra Francia fue de 4-3, que es un solo gol de distancia… pero la distancia real en el campo fue mayor, mucho mayor.

Portugal se marcha sin que haya conseguido despejar una incógnita ¿Cómo fueron capaces de llevarse la Eurocopa? A ver, que mimbres hay, eso no lo duda nadie, pero está todo tan deslavazado, dejan una sensación de que no hay plan, que lo único es que confían en su gran estrella y que todo lo demás se basa en defenderse y aprovechar algún error del rival… todo parece tan por casualidad que nosotros al menos seguimos sin entender cómo fue posible que levantaran la Euro.

5b37f25eb395d.image

España y su pandereta también tomaron el camino de vuelta y dando una imagen preocupante. No hay duda de que tenemos un estilo de juego que nos ha dado muchas alegrías, pero tampoco hay duda que por el camino hemos olvidado el verdadero objetivo de este juego: el gol. Cierto que dominamos y que pasamos del millar de pases frente a Rusia, pero también es cierto que el jugador que ha terminado con más pases en el campeonato ha sido Sergio Ramos, con lo que peligro, lo que se dice peligro, no es que llevásemos demasiado. Después nos perdemos en pases entre la defensa y el centro del campo, dando así una falsa sensación de dominio cuando la realidad es que estás jugando justamente donde tu rival quiere, con la posibilidad de montar un contraataque rápido como ha pasado en varias ocasiones.

Además, fue evidente el bajo estado de forma de varios jugadores, ya no sólo De Gea, con una actuación para olvidar, o David Silva que estuvo desaparecido, es que el mismo Iniesta estaba mucho más fallón que de costumbre. Nuestro estilo de juego creció y se desarrolló en torno a un jugador, Xavi Hernández, cierto que el que marcó el gol, el que se llevó casi todos los elogios fue Andrés Iniesta, del que incluso proponían “regalarle” el balón de oro por no habérselo dado en 2010. Pues de eso nada, en tal caso habría que habérselo dado a Xavi, en mi modesto entender.

Como fuera, al final regresamos pese a que nos han repetido hasta la saciedad que estábamos en el lado fácil del cuadro, y pandereta en mano seguimos porque ahora viene lo bonito: buscar un nuevo seleccionador. Queda claro que a Hierro no se le quiere en el puesto, pero también es gracioso que salga como candidato el actual seleccionador de Bélgica, Roberto Martínez, recién renovado y saliendo el rumor a dos días de enfrentarse a Brasil. Que sí, que puede que sea un bulo, pero después de lo que ha pasado lo mínimo sería que se emitiera un comunicado desmintiendo la noticia en caso de serlo. Que ya que te pones como una moto cuando tocan a tu seleccionador, al menos respeta a los de los demás.

La despedida de Dinamarca fue mucho más dulce, principalmente porque hacía tiempo que no asomaban la cabeza en un campeonato así y además lo han hecho con buena nota. Lo primero sería fijarnos en Kasper Schmeichel, que siga trazando su propio camino tratando de salir de la alargada sombra de su padre… y realmente hace ya tiempo que lo ha conseguido, otra cosa es que todavía haya quien no sea capaz de verlo. Su actuación contra Croacia puede pasar perfectamente como la mejor actuación de un portero en este mundial, y durante todos los partidos del mismo ha estado muy sobrio y dando seguridad a la zaga. En general el equipo ha estado muy compacto y ha dejado una buena imagen.

México fue de más a menos, con una primera parte ilusionante frente a Alemania que seguramente tomó algo menos de valor cuando llegaron los siguientes partidos de los teutones. Despedía la primera fase con una derrota 3-0 frente a Suecia y mostrando algunas carencias que contra Brasil fueron definitivas. Sin embargo, nos ha dejado varios nombres propios como el de Guillermo “memo” Ochoa, que ya lo tuvimos por estas latitudes pero sin sobresalir en exceso, pero parece que cuando juega con la tri se transforma. También nos alegra la actuación de Carlos Vela, que al fin demuestra su calidad en una gran competición internacional justo ahora que entra en su ocaso.

La despedida de Japón fue muy emotiva. En la fase de grupos tuvo luces y sombras, ofreció entrega y buen juego pero el último partido, contra Polonia, ofreció una imagen que no nos esperábamos. Pese a ir perdiendo 1-0 sabían que el resultado les valía mientras no marcase un gol Senegal en su partido contra Colombia, así que los nipones se dedicaron a pasarse el balón de uno a otro sin ninguna intención de atacar.

700625-sweden-win-afp-1

Pero en el siguiente partido ofrecieron su cara verdadera. Tras ponerse 2-0 por delante, que Bélgica les empatase 2-2 y tener en el minuto 93 un córner a favor… en lugar de perder tiempo para ir a prórroga centraron para tratar de marcar y en el contraataque posterior recibieron el 3-2. Sí, pueden pecar de inocentes pero les preferimos así. Además nos ofrecieron, junto a Bélgica, uno de los mejores partidos del mundial donde demostraron, una vez más, que ya hace años que han suplido su falta de fuerza por entrega y calidad técnica, con un centro del campo donde sustituyen al típico medio centro por Gaku Shibasaki. No va a robar tantos balones, cierto, pero va a generar mucho más juego.

También ha sido el mundial de Takashi Inui, prototipo del centrocampista japonés, que demuestra que sus partidos con el Éibar no fueron casualidad, y que Quique Setién ha tenido ojo queriendo reclutarlo para su Betis. Destacable también la aportación de Keisuke Honda, aunque ha sido suplente en todos los partidos, marcando y asistiendo.

Suiza también fue de menos a más, empezando fuerte empatando contra Brasil y venciendo a Serbia, donde Xhaka y Shaqiri marcaron los goles y reivindicaron su origen albano-kosovar frente a los serbios. Sin embargo se la pegaron contra un muro, el sueco, que está dando mucho que hablar y veremos dónde termina su aventura. Destacados el portero Yann Sommer, y no solo por su Instagram, Ricardo Rodríguez y los propios Xhaka y Shaqiri. En parte puede ser el fin de buena parte de una generación que le ha dado estabilidad y regularidad a Suiza.

Colombia levantó muchas expectativas tras su partido frente a Polonia, a la que ganó 3-0, pese a un titubeante inicio frente a Japón, lastrados por el penalti y expulsión de Carlos Sánchez. Lastrados por el estado de James Rodríguez, contaron con la reaparición de Juan Fernando Quintero, que parecía condenado al olvido tras un gris paso por Europa. El haber llevado la magia de su selección y suplir de esa manera a James, seguramente le proporcionará una nueva oportunidad en Europa. Esperamos que esta vez la aproveche.

También ha sido el mundial en el que Yerry Mina se ha reivindicado, bien en defensa y letal en los córners, tras una media temporada en el Barcelona en el que parecía convertirse en un fichaje sospechoso y más tras las últimas noticias. No nos engañemos, dichas noticias, renovación de Umtiti y fichaje posible de Lenglet, parecen mostrarle la puerta de salida al menos para una cesión, pero de momento ya se ha convertido en héroe en su país y de forma merecida.

Entramos en la recta final y para siguiente entrega nos dedicaremos a los eliminados en cuartos de final, que de momento son Uruguay y Brasil.

Tags: , , , , , , , , , ,


Sobre el Autor



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Subir ↑