"El hábitat natural para tu mente enferma"


Mundo Asperger Imagen destacada

Publicado en enero 30th, 2014 | por Rubén Sánchez

0

To The Moon: Cumple tu último deseo

PortadaTo The Moon es un RPG (Role Play Game) indie desarrollado en 2011 por Freebird games. Su aspecto recuerda notablemente a aquellos juegos que nos absorbieron en la época de la Super Nintendo, hablo de joyas jugables como los títulos de Square Soft Chrono Trigger, los Final Fantasy IV, V y VI, y otros menos conocidos de productoras menos afamadas como el Earthbound de Hal Laboratory. Este parecido, que a más de uno podría sorprenderle que un juego actual salga al mercado con este tipo de gráficos, no es casual, ya que este juego, desarrollado en su mayoría por el músico canadiense Ken Gao, ha sido creado usando como herramienta el editor RPG Maker, un programa que sirve para crear tus propios RPGs de forma bastante fácil e intuitiva.

¿Cómo consigue un videojuego tan modesto hacerse un hueco y conseguir un volumen de ventas más que respetable? Principalmente por su historia, porque calificar a To The Moon únicamente como un videojuego sería bastante inexacto e injusto para esta producción. Digo esto porque el reto que plantea es prácticamente nulo, avanzas continuamente sin casi obstáculo alguno ya que el objetivo es precisamente ese: que descubras todo lo que encierra To The Moon. Seguramente sería más afortunado definirlo como historia interactiva, un libro animado en el que cada capítulo desfila ante nuestros ojos descubriendo nuevos recovecos del guion. Todo esto no se mantendría en pie si la historia no fuese de tanta calidad y llegase tan profundamente al jugador, llegando a haber gente que afirma que si este juego no te toca es que estás muerto por dentro.

En el juego controlarás a la Dra. Eva Rosalene y el Dr. Neil Watts, trabajadores de la empresa Sigmund Corp. Dicha compañía proporciona a sus clientes la posibilidad de cumplir un sueño en su lecho de muerte, para ello disponen de la tecnología necesaria para introducirse en el subconsciente del cliente y alterar sus recuerdos de forma que dentro de ellos crea haber realizado su sueño en algún momento de su vida, para ello se introducen en recuerdos clave de su vida y actúan dentro de ellos para encauzarle en la dirección apropiada. Esto nos traslada al momento actual, en el que la pareja de doctores llegan a la casa de un anciano de nombre Johnny, cuyo deseo es viajar a la luna. El problema reside en que ese deseo late con fuerza dentro de él, pero no recuerda el porqué de este anhelo, por lo que el primer cometido de los protagonistas será descubrir el origen de su sueño. Esta será la excusa perfecta para introducirnos en sus recuerdos e ir desgranando poco a poco su vida junto a su mujer, River, que parece afectada por una extraña enfermedad que le provoca comportarse de forma compulsiva.

To-the-moon

Contar más de la historia que encierra To The Moon sería un pecado imperdonable, porque sería como romper la magia que encierra este modesto juego, que como ya he dicho no destaca en su apartado técnico, aunque en esta época, en la que tan de moda se ha puesto la retro informática, seguro que a más de uno le atraerán sus gráficos pixelados. Pero lo que también destaca es su apartado sonoro, con una banda sonora bellísima compuesta casi en su totalidad por el propio Ken Gao, la única excepción la firma Laura Shigihara, compositora de renombre en el mundo indie. Freebird lanzó la banda sonora y también parece que ha sido un éxito de ventas.

To The Moon es un juego extremadamente asequible, tanto por su mecánica de juego, extremadamente simple, como por su precio, ya que ha llegado a estar en la plataforma Steam por unos ridículo 2,49€. Una oportunidad que no debería ser desaprovechada.

Tags: , , , , ,


Sobre el Autor



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Subir ↑