"El hábitat natural para tu mente enferma"


La cara B obsidian-kingdom

Publicado en mayo 14th, 2014 | por Rubén Sánchez

0

Obsidian Kingdom: Mantiis

Si hay ocasiones en lascover1440x1440-1024x1024 que tratar de etiquetar un álbum resulta inútil, uno de los casos más claros sería el autoeditado Mantiis: An Agony In Fourteen Bites de los catalanes Obsidian Kingdom. ¿Qué nos ofrece el acercamiento a esta obra? ¿Rock progresivo, Metal progresivo, Black Metal, Rock gótico, todo esto o simple Metal para gafapastas? Quizá la definición más acertada para este ejercicio sónico sea post-metal de vanguardia, un empujón para la escena metálica nacional, de la que Obsidian Kingdom  amenaza con liderar en su entrada en el siglo XXI a poco que siga evolucionando por este mismo camino. Los catalanes poco a poco se van abriendo paso a nivel internacional, ganando adeptos día a día gracias a su complejo sonido pleno de contrastes.

Mantiis es, ante todo, una montaña rusa de emociones que te lleva continuamente arriba y abajo mientras avanzan los 14 cortes en que está dividido este tema único, o 14 mordiscos como acertadamente lo definen los padres de la criatura, porque en cuanto te descuidas el engendro muestra sus colmillos en todo su esplendor, pasando de la melancolía a la rabia, de la oscuridad al fulgor resplandeciente o del ritmo pausado al doble bombo a velocidad de vértigo, pasando por medios tiempos en los que recrearse en sus composiciones melódicas. Mantiis abre con Not Yet Five de forma misteriosa e introspectiva, la calma que precede a la tempestad que comienza a agitarse con la melancólica Oncoming Dark, que seguramente recordará a bandas como Opeth o Katatonia, quizá más a la segunda con su rock gótico cada día más difícil de clasificar. Oscuros nubarrones se ciernen mientras suena la fascinante instrumental Through The Glass, que anuncia que la escalada es imparable y la bestia terminará por aparecer con un rugido mostrando toda su fuerza. Efectivamente, Cinnamon Balls no tarda en dejar paso al blast beat y al rugido gutural agudo propio del black metal, en la que parece ser la metamorfosis final de la Mantiis.

Tras este mordisco se recupera la calma con The Nurse, iniciándose con acordes lentos y tranquilos, lo justo para prepararse para los siguientes ataques. Answers Revealing regresa a los ritmos de Oncoming Dark, aunque desprendiendo mucho más positivismo y arrojando luz sobre la obra en su conjunto, la misma luz que Last Of The Light se encarga de apagar con la aparición, de nuevo, de su desgarradora voz shriek que se apaga a mitad del corte dejando paso a una composición donde la guitarra solista toma el control absoluto de forma sorprendente, mientras el sonido sigue mutando, lenta pero inflexiblemente, hasta la aparición, tan sorprendente como brillante, del sonido de la trompeta, que da definitivamente la idea de estar ante un corte al que sólo podemos calificar como obra maestra. De nuevo el black metal toma brevemente el protagonismo en la explosión final que da paso hacia otro abrupto cambio, con sonido de piano dando entrada a Genteel To Mention.

Mantiis entra en su recta final, Awake Until Dawn, Haunts Of The Underworld y Endless Dawn ahondan en la propuesta de Obsidian Kingdom, preludio perfecto para la calma imperante en Finguers In Anguish, que nos devuelve a los sonidos góticos y a la voz melancólica, en este caso acompañados por una ventisca sonora que amenaza con desatarse, pero que acaba disipándose ante los ritmos de batería de Ball-Room, en el que escucharemos las voces de black metal, aunque acompañado por coros de voces limpias y ritmos más próximos a un heavy metal mucho más clásico. Finalmente And Then It Was despide el álbum dando la sensación de no dejarse nada tras de sí, en una amalgama que resume perfectamente todo lo que acabamos de escuchar.

Recientemente Obsidian Kingdom ha fichado por la discográfica Season Of Mist, lo que nos proporcionará una segunda oportunidad para hacernos con este fantástico Mantiis, ya que la primera edición en digipack está agotada, y facilitará que el grupo siga abriéndose a nuevas audiencias y creciendo en su popularidad, algo que tras la escucha de este álbum se nos antoja como una justa recompensa. A poco que en su siguiente álbum avancen y evolucionen por este mismo camino, explorando toda su capacidad como músicos talentosos, sin duda asistiremos al advenimiento definitivo de uno de los grandes fenómenos del metal nacional.

Mientras llegan los nuevos frutos de su trabajo, puedes mordisquear este Mantiis descargándolo gratuitamente desde su web http://obsidiankingdom.com .

 

Tags: , , ,


Sobre el Autor



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Subir ↑